Un año de Pandemia, desde ARA Almería

Hace pocos días se ha cumplido un año desde que tras declararse la pandemía a nivel mundial en ESPAÑA nos confinaron, nos encerraron en casa, donde la situación para las personas que tenemos problemas de ALCOHOLISMO, de repente el mundo se nos vino encima.

ARA ALMERÍA (Alcohólicos Rehabilitados de Almería ) en este año ha tenido que adaptarse de un día para otro a una situación inédita, que nadie podía ni imaginar ni siquiera dos o tres días antes, de una día para otro en los primeros días de marzo de 2020, después de declararse el ESTADO DE ALARMA, nos vimos obligados a bajar la persiana de nuestra instalaciones, en esos primero momentos, horas, días, tuvimos miedo, ansiedad, no saber que hacer y mucha inquietud por nuestros compañeros, amigos y familiares que están luchando día a día por mantener nuestra abstinencia, se vivieron momentos muy difíciles y complicados.

Tras los primeros momentos nos tuvimos que poner las pilas y empezar a actuar, en un principio no sabíamos que hacer realmente, pues nuestra asociación esta basada en la AYUDA MUTUA y la AUTO AYUDA, es decir ayudarte y ayudar a los demás, siempre ha sido esencial y básico el trato personal y directo, los abrazos, los besos, los llantos, las risas, las actividades presenciales eran y son básicas para el tratamiento efectivo, eficaz y real para poder salir del alcoholismo pero sobre todo porque los seres humanos somos seres racionales, de contacto directo con los demás, de contar y compartir nuestras inquietudes, de afrontar las cosas con ayuda de otras personas y sobre todo por el apoyo personal.

Después de unos primeros días la verdad con un poco de miedo, desorientación, sin saber que hacer, surgió la idea de que usando herramientas informáticas podríamos seguir manteniendo el contacto con nuestros usuarios, familiares y amigos, aunque no fuese de forma directa y personal, por lo menos no podíamos ver a través de las pantallas de ordenador, teléfonos, tablet….nos pusimos en marcha y en pocos días podíamos  seguir en contactos por VIDEO CONFERENCIA, usando un programa llamado ZOOM, que hasta ese momento la inmensa mayoría no sabíamos de que iba y sobre todo nos sonaba a algo extraño, como “nos íbamos a ver por medio de las pantallas sin hacerlo en persona”, los primeros momentos fueron, complicados, difíciles, con muchas horas y días de ajetreo, de pruebas para poder enseñar el uso y manejo de esta programa, que ademas sonaba como algo extraño y lejano, pero al final lo pudimos conseguir, mantener el contacto entre nosotros de manera semanal y bueno de una manera rara pero por lo menos nos podíamos comunicar unos con otros y de esta manera seguir trabajando en nuestra abstinencia diaria, podíamos seguir en contacto aunque fuese de una manera rara, extraña, que al principio incluso hoy no nos gusta mucho pero era hacerlo así o no hacerlo, ha merecido la pena y hoy día un año después seguimos así.

Y ha pasado un año y seguimos haciendo las terapias, grupos de ayuda por ZOOM, ya por lo menos nos suena el nombre, somos capaces de mantener nuestro contacto personal por pantalla de manera semanal, las actividades presenciales se ha reducido a la mínima expresión, a día de hoy somos capaces de organizar actividades de todo tipo: charlas, talleres, meditación, en realidad seguir nuestra tratamiento de manera interdisciplinar, con múltiples y variadas actividades todas virtuales y por pantalla, pero no nos hemos parad ni detenido  ante la adversidad y esta situación tan difícil y complicada que nos pillo a todos por sorpresa y sin saber que hacer en los primeros momentos.

En octubre solemos celebrar nuestra principal actividad principal anual, CONGRESO PROVINCIAL Y ENCUENTRO ANDALUZ DE MUJERES, llegado el momento en junio y julio barajamos la posibilidad de no hacerlo, por la imposibilidad de que fuese de manera presencial, pero fuimos valientes y sin apenas medios nos pusimos en marcha para organizarlos de manera telemática, pasado el tiempo fue la decisión más acertada y todo un éxito, fuimos capaces de dar un gran salto y pocas fechas después organizamos otra de las actividades principales de nuestra actividades, celebrar el día MUNDIAL SIN ALCOHOL, el 15-N, volvimos a tener dudas, miedos, incertidumbres…., pero de nuevo volvimos a ser valientes, ya teníamos la experiencia de llevar meses haciendo terapias ON LINE, actividades telemáticas, habíamos celebrado exitosamente nuestro congreso y encuentro pero  al final, tuvimos que  dar el paso, hacer lo que parecía imposible y de nuevo a estar aunque fuera por las pantallas de ordenadores y móviles, la verdad que ha sido un año complicado, de días de mucha angustia, de miedo, de ir día a día salvando dificultades pero todos los que formamos ARA ALMERÍA, tenemos claro que nuestra rehabilitación día a día debe seguir y para ello debemos hacer lo necesario para seguir manteniendo nuestra abstinencia DÍA A DÍA, dar las gracias a todos por su esfuerzo, comprensión ante los errores y fallos que han sido muchos pero sobre todo buscamos, seguir dando lo mejor de cada uno de nosotros por ayudar a los demás y porque no decirlo de manera egoísta “ayudarnos a nosotros mismos”.

https://www.lavozdealmeria.com/noticia/9/opinion/212904/un-ano-de-pandemia-desde-ara-almeria

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *